Entradas con la Etiqueta ‘sevilla’

abr
10

Radiografía dental: claves para un uso adecuado.

Antes de cualquier tratamiento odontológico que se vaya a realizar el paciente es de suma importancia realizarle una radiografía dental para hacer un diagnóstico correcto y decidir cual es el proceso más adecuado a seguir.

La radiografía dental muestran lo que a simple vista no advertimos, ya sea porque queda en el interior del diente o lo oculte la encía. Se observan en detalle el esmalte, la dentina, la cavidad pulpar y demás estructuras óseas. Además, es el instrumento perfecto para que el paciente pueda ver por sí mismo el problema: caries, abscesos, dientes que aún no han erupcionado… 

Hay dos tipos de radiografía dental, las extraorales y las intraorales. Se escoge una u otra en función de las estructuras bucales que se desean visualizar.

La radiografía dental intraoral es aquella en la que la película se coloca en el interior de la boca. Su objetivo es detectar caries interproximales, evaluar el estado de las coronas y las estructuras periodontales, entre otros casos.

Entre las radiografías extraorales se encuentran las ortopantomografías; que permiten ver las arcadas superior e inferior, la mandíbula y los huesos maxilares. Son las que más se utilizan para un primer examen. Con ellas se valora la posición dental, su número y lesiones del hueso.

También dentro de este tipo encontramos la telerradiografía del cráneo, utilizada en la ortodoncia, tanto para el diagnóstico como la evaluación del tratamiento.

Los casos en los que más útiles resultas las radiografías son los siguientes:

  • Observar la posición, tamaño y número de dientes y los posibles problemas potenciales de aquellos que aún están por salir.
  • Descubrir dientes que aún no han erupcionado o que están impactados (ubicados contra otros dientes, lo que impide su salida normal).
  • Detectar las caries antes de que puedan observarse.
  • Localizar infecciones en el hueso.
  • Estudiar la oclusión del paciente
  • Analizar posibles abscesos y otras anomalías.
  • Ayudan a detectar enfermedad de encías y soporte de los dientes.

Los riesgos asociados a la radiografía dental son mínimos, esto es debido a que el nivel de exposición es muy bajo. Se utiliza, para reducir aún más la exposición, delantales de plomo con los que se cubre el cuerpo. En cuanto a las mujeres embarazadas, no se les recomienda a menos que sea absolutamente necesario.

En Clínica Corpas Dental, tu dentista de confianza en Sevilla, contamos con la más avanzada tecnología en radiografía dental.

abr
03

Blancorexia: la peligrosa obsesión por unos dientes blancos

En principio, no existe ningún problema en desear lucir una bonita sonrisa. El peligro viene cuando ese deseo se convierte en una obsesión patológica. Preocuparse en extremo de conseguir unos dientes blancos se conoce como ‘blancorexia’. La persona que la padece nunca se encuentra satisfecha con el color de sus dientes, interioriza el problema de tal modo que llega a visualizar un tono diferente de sus piezas bucales del que tiene en realidad.

La blancorexia es una enfermedad actual fruto de las continuas campañas de publicidad que prometen dientes blanquísimos, de las fotos en revistas de famosos con sonrisas impecables (en muchos casos producto del Photoshop), etc.

La preocupación por la caries o encías dañadas se queda a un lado para dejar paso a la obsesión por estética dental. Esto le lleva a probar todo producto de blanqueamiento que encuentra en el mercado y que se aplican sin la intervención de un profesional. Para llegar a su objetivo, se realizan fundas de porcelana sobre dientes sanos e incluso llegan a visitar diferentes odontólogos para que se les practique un blanqueamiento tras otro (cuando la frecuencia lógica y aconsejada sería cada 5 años).

Todo ello provoca que a la larga el esmalte de los dientes quede debilitado y se generen cuadros de sensibilidad, daños en la pulpa y en las encías, cambios en la percepción del sabor, e incluso, pérdida de piezas dentales. Estas son algunas de las consecuencias de la blancorexia, un problema cada vez más extendido al que hay que tratar de ponerle solución desde el momento en el que se detecta.

Es importante informar al paciente que acude a la consulta del dentista del tratamiento más adecuado para él y si realmente es necesario (en el caso en el que la coloración del diente es en las capas más internas, no se realiza), un procedimiento que en Clínica Corpas Dental, tu dentista de confianza en Sevilla, se sigue de forma minuciosa siempre pensando en el bienestar de los pacientes. Existen unos 20 tonos de blanco,  no siendo ninguno de ellos el de blanco absoluto, si este es el que buscas y buscas sin preocuparte las consecuencias, padeces blancorexia. Dependerá de la raza, genética, edad y alimentación el que se tenga uno u otro. Estos son elementos a tener en cuenta a la hora de decidirse por el tono más conveniente.

Y por último,  no hay que olvidar que el blanqueamiento dental realizado y controlado por el profesional no perjudicará al paciente, así que desconfía de esos productos milagros que se venden en determinados establecimientos y que, si bien pueden ser un complemento a algún tratamiento, nunca se ofrecerá los resultados de un blanqueamiento dental realizado por un especialista. Y si te obsesiona este problema recuerda que debes acudir a un especialista, quien te diagnosticará -probablemente- la blancorexia.