Entradas con la Etiqueta ‘dulces’

dic
05

Consejos para la salud de la boca en Navidad

Aunque la Navidad no arranca oficialmente hasta el 24 de diciembre, en España el pistoletazo de salida se da este puente festivo. Desde ahora, y hasta el día de Reyes, no es raro que cada español que pueda por las actuales circunstancias económicas se coma varios centenares de gramos, e incluso alguno llegará al kilo, de mantecados, polvorones, turrones, bolitas de cocos, rosco de reyes y una lista interminable de dulces típicos de estas fechas. Y todos esos productos tienen un componente en común: el azúcar, grandes cantidades de azúcar, es decir, son el equivalente a continuos ataques de gran magnitud a la salud de la boca. Por esto, en las próximas líneas os vamos a explicar como evitar que salgamos de las fiestas con caries que antes no teníamos.

En primer lugar se debe apelar a la moderación. Moderación en el consumo de estos productos, ya no por la salud de la boca –que también- sino por la salud del cuerpo en general. Aunque hay dulces de estas fechas elaborados artesanalmente, otros se crean en procesos de fabricación industrial por lo que muchos de sus componentes no son precisamente bueno para el bienestar de una persona.

Una vez que tenemos claro el concepto de moderar el consumo estos días, vamos a otros puntos más concretos y relacionados con los dientes. Por ejemplo el uso del cepillo de dientes después de cada comida. Lógicamente no nos vamos a lavar los dientes después de llevarnos a la boca un bombón o un mantecado –tampoco se debe comer demasiado entre horas- pero si es importante llevar el cepillo de dientes consigo para que, cuando acabemos de almorzar en un lugar que no es nuestra casa, podamos lavarnos los dientes y evitar que la azúcar alimente aún más a las caries.

En cualquier caso nunca deje más de 12 horas sin cepillarse los dientes, ya que a partir de ese periodo las bacterias se hacen más dañinas y afectan más a la salud de la boca. Además, si abusamos un poco más estos días del hilo dental tampoco estará mal porque una de las bases para mantener un buen estado de  la boca es extremar la higiene durante las próximas semanas.

Cuidado con la apariencia.

Y atención también al componente estético, que más allá de la salud de la boca también es importante. No es nada agradable que comamos algún dulce y se nos queden restos de chocolate entre los sientes a la vista de todos, así que si de vez en cuando repasas como está tu dentadura evitarás sorpresas desagradables.

Por último os aconsejamos que antes de que empiecen las Fiestas propiamente dichas te realices una limpieza dental, y que después de las Navidades visites tu dentista en Corpas Dental, tu clínica dental en Sevilla, para que te revisemos la salud de la boca.

Ahora sí, a disfrutar.

sep
13

El chocolate no es tan malo para las caries

 

Si te gusta el chocolate te vamos a dar una buena noticia. ¿Sabías qué no es tan perjudicial como se dice a la hora de favorecer la aparición de caries? Así al menos lo señalan algunos estudios científicos, aunque ojo, no se puede tomar esta afirmación al pie de la letra.

Al parecer el cacao contiene determinadas sustancias antibacterianas que contrarrestan, en parte, la acción de la alta concentración de azúcar que tiene este tipo de producto. Esto lleva a afirmar en muchas ocasiones que si apetece algo dulce es aconsejable tomar chocolate, a ser posible chocolate negro, para que así los dientes sufran menos. Pero ojo, esto no quiera decir que el chocolate no favorezca la aparición de caries, sino que en comparación con otros productos como pueden ser los clásicos caramelos son menos dañinos para la salud de la boca.

El estudio lo han realizado científicos japoneses de la Universidad de Osaka.  En sus conclusiones, advierten que cuanto más puro sea el cacao más efecto tendrán los agentes antibacterianos ya que deberán compensar menos niveles de azúcares. Esto supone, por ejemplo, que el clásico chocolate con leche que compra la mayoría de la población difícilmente podría servir activar este mecanismo ya que, además del azúcar propia del chocolate, el producto tiene otro tipo de azúcares añadidos para dotarle de un saber más atractivo para el consumidor.

Además no hay que olvidar que el chocolate, además afectar a los dientes, puede causar otro tipo de problemas en la salud si se abusa de él. Por ejemplo, en determinadas fases de la vida y en función de la genética de la persona, es el mejor aliado para la aparición del temido y molesto acné. A todo ello hay que sumar problemas de sobrepeso si su consumo se realiza de forma regular en elevadas dosis.

En conclusión, si tienes un antojo de algo dulce, es cierto que el chocolate es mejor para tus dientes que un caramelo o cualquier otro producto que pueda saciar tu apetito, pero no evita la aparición de caries. En cualquier caso, el mejor remedio para cuidar la salud de tu boca es la prevención, y para ello es necesario visitar al dentista periódicamente para realizarse revisiones.