Archivo para &s

mar
26

¿Qué son los implantes dentales?

Hablábamos en el anterior post de la importancia que tiene sustituir una pieza dental pérdida por un implante. Varias eran las razones: estética, salud, satisfacción personal, etc. Pero, ¿qué son los implantes dentales? Éstos vienen a ser los sustitutos de las raíces de los dientes, a partir de las cuales se colocan las coronas, puentes o sobredentaduras.

Los implantes dentales se fabrican con materiales biocompatibles, el más común el titanio, que reducen el riesgo de rechazo por parte del cuerpo. Este producto se integra al hueso (proceso conocido como osteointegración) y puede llegar a durar más de 20 años, siempre y cuando se tenga una buena higiene.

¿Quiénes pueden usar los implantes dentales?

Aunque tienen mucho éxito y mejoran la salud de la persona, los implantes dentales no se aconsejan a todos. La edad, determinadas enfermedades y el estado general de la salud influyen en la ideonidad de su colocación. Nuestra recomendación es visitar a un odontólogo para que tras una revisión le aconseje el mejor procedimiento a seguir.

¿Cuál es el protocolo? 

Dependiendo de cada caso el procedimiento será distinto, pero lo habitual incluye:

  • Fase de estudio y planificación. Se realiza un estudio del estado de salud bucal y general del paciente para conocer posibles contraindicaciones del tratamiento. Se orienta sobre el plan a seguir con toda la información sobre el implante, su precio, su duración y otros posibles tratamientos que se requieran previos a la intervención (limpiezas, endodoncias,…).
  • Fase quirúrgica. La colocación del implante en sí. Puede necesitar varias intervenciones o una sola. Lo más común es que se hagan varias, en la primera se inserta el implante y se cubre con la encía durante el tiempo necesario para conseguir la osteointegración. En la segunda intervención se comprueba su estado y se procede a realizar la conexión del pilar.
  • Fase restauradora. Se toman las medidas para la adaptación de coronas, puentes u otras prótesis. Se requiere de varias visitas hasta conseguir la integración perfecta de funcionalidad y estética del nuevo diente.
  • Fase de mantenimiento. Con las revisiones se controla la evolución del implante y se detecta cualquier posible reacción para actuar precozmente contra ella.
Si necesita ampliar la información no dude en consultar con nosotros, somos tu dentista de confianza en Sevilla.

mar
21

La importancia de un implante dental

¿Por qué es tanta la importancia de un implante dental? ¿Por qué se aconseja sustituir un diente perdido por un implante?

Muy a menudo, cuando el paciente pierde una pieza dental opta por dejar el hueco y no hacer nada, pensando que ahí acabó el problema. Sin embargo, esto es falso. El espacio que ha quedado entre los dientes provoca una alteración en la boca que puede conllevar graves problemas bucales. Además, implica el deterioro de la imagen.

Con la pérdida de uno o varios dientes aparecen arrugas en las mejillas y alrededor de la boca, se escapa saliva al hablar y se deja de pronunciar bien determinados sonidos, lo que dificulta las relaciones interpersonales y laborales. Pero dejando a parte el aspecto más estético, los riesgos de la falta de piezas dentales van desde la dificultad en la masticación y digestión de los alimentos hasta la generación de procesos infecciosos. Es por ello que, tan a menudo, se destaca tanto la importancia de un implante dental en la boca de un paciente cuando realmente lo necesita.

La boca es un perfecto aparato triturador y cuando falta alguna de sus piezas ya no hay suficientes dientes para moler y reducir los alimentos. Esto hace que la capacidad de absorción intestinal se vea reducida y consecuentemente, la asimilación de los nutrientes también se vea mermada.

 ¿Cuál es la importancia de un implante dental en la posición del resto de dientes?

Otro de los efectos derivados de la falta de dientes es el cambio de posición de todos los demás. Tanto las piezas adyacentes como las del maxilar opuesto comienzan a desplazarse, girarse e incluso tumbarse. Visualmente notamos como los dientes se separan.

La pérdida ósea también se ve afectada. Cuando no hay dientes el hueso que los soporta tiende a encogerse por la falta de estimulación que ejercía la presión de las piezas al masticar. El hueso va perdiendo altura y anchura conforme pasa el tiempo y a medida que esto ocurre, la encía que lo recubre también se encoge. Se crea una concavidad  y los restos de los alimentos van impactando en los dientes inmediatos favoreciendo la aparición de caries. Y sus raíces quedan en el exterior exponiéndose a las infecciones.

La importancia de un implante dental es tal que detiene todos estos efectos y supone una mínima invasión sobre la boca ya que se conservan los dientes contiguos al hueco. En este vídeo puedes ver un ejemplo gráfico de esta situación.

Si necesitas colocarte un implante o tienes cualquier duda, consúltanos sin ningún tipo de compromiso. En Clínica Corpas Dental, tu dentista de confianza en Sevilla, somos especialistas en la colocación de implantes.