Archivo para &s

dic
29

Alimentos para tener unos dientes sanos.

 

La manzana es de las frutas que ayudan a tener unos dientes sanos.

Lavarse los dientes tres veces al día (especialmente después de cada comida), usar hilo dental al menos una vez a la semana, acudir al dentista cada seis meses para revisiones preventivas… Estos son los consejos básicos que cualquier persona debe seguir para mantener unos dientes sanos. Pero no se deben dejar de lado otra serie de cuestiones que ayudan a tener unos dientes sanos, por ejemplo, determinados alimentos.

Uno de los que siempre se han dicho que son buenos para los dientes son las manzanas. Es sin duda la mejor fruta para nuestra dentadura. Aunque parezca sorprendente el masticarla ayuda a limpiar los propios dientes, e incluso es buena para las encías porque el esfuerzo que provoca su trituración estimula la circulación de las mismas.

¿Sabes qué son los beta-carotenos? Se tratan de una sustancias que contienen los vegetales naranjas, como por ejemplo la zanahoria, que el organismo transforma en vitamina A. Esto, no sólo ayuda a la salud de los dientes, sino que es bueno para las mucosas del cuerpo humano e incluso algunos le atribuyen ciertas propiedades para evitar el cáncer oral.

Pero no solo las frutas y los vegetales son buenos para unos dientes sanos, también los lácteos, y en concreto, el queso. La ingestión de queso favorece a una mejora del esmalte, además de mejorar la producción de saliva y reducir la acidez para equilibrar el PH de la boca. Además del queso, el yogurt también tiene efectos positivos ya que tiene caseína y calcio, dos elementos que permiten que los dientes recuperen los minerales.

Y terminamos este repaso de alimentos buenos para la boca con los chicles, eso sí, los que no llevan azúcar. Los chicles sin azúcar llevan un componente artificial cuyo efecto es el contrario al que provoca la azúcar, por lo que actúan contra las caries.

Estos son sólo algunos ejemplos, aunque la lista se podría completar con otros productos como apio, peras, semillas de sésamo e incluso el agua, ayudan a la salud de los dientes. Eso sí, si tienes cualquier duda lo mejor es que consultes con tu dentista confianza, nosotros en Clínica Corpas Dental podemos asesorarte sin compromiso para que siempre tengas unos dientes sanos.

dic
23

La caries del biberón: como evitarlas.

Los bebés también pueden padecer caries. Se denominan ‘caries del biberón’ y se producen si no existe una adecuada higiene de sus piezas dentales. Se debe tener especial cuidado con este hecho desde que salen los primeros dientes, ya que la ingesta de la leche con el biberón –especialmente en horario nocturno- es el principal enemigo de la salud dental de los bebés.

La caries del biberón de produce porque por la noche es el momento de mayor susceptibilidad al ataque de bacterias ya que el flujo de saliva en la boca es nulo y por tanto no se limpian los dientes ni se mineraliza el esmalte. Pero es que además, lo normal es que en los primeros meses de vida de los nuevos dientes, el bebé todavía se despierte alguna que otra vez en horario nocturno para seguir comiendo, por lo que la acumulación de esas bacterias irá en aumento.

Para evitar la caries del biberón, el primer consejo es que el bebé, al menos hasta los seis meses, se alimente exclusivamente de lactancia materna. A partir de ahí, y una vez que el biberón se convierte en una de las principales fuentes de alimentación del bebé, será el momento de extremar la higiene del niño o niña. La boca debe entrar en el circuito de partes del cuerpo que se debe limpiar a diario. Existen elementos especialmente diseñados para estas edades. Uno de ellos es un dedil de silicona con lo que podremos introducir el dedo en la boca para alcanzar cualquier zona de una forma segura y directa.

Cuando este dedil ya no sea efectivo habrá que comprar unos cepillos especialmente destinados para bebés, cuyas cerdas son de goma y cuentan en la parte posterior con una zona más rugosa para poder limpiar también la lengua. Lógicamente limpiarle los dientes no va a ser tarea fácil, pero si es más que recomendable teniendo en cuenta las consecuencias: las temidas caries del bebé.

Con esto, como con el abuso de los chupetes en edades tempranas, se debe tener especial cuidado. Si tiene cualquier inquietud al respecto, no dudes en consultarnos, nuestros dentistas te asesorarán en lo que necesites.